5 CONSEJOS PARA EVITAR LA DEPRESIÓN.


5 PUNTOS PARA EVITAR O AMORTIGUAR LA DEPRESIÓN

¿Quién no ha tenido un estado de ánimo bajo alguna vez en su vida? Todos alguna vez hemos pasado por adversidades que nos llevan a la tristeza, eso es normal pero ¿Qué sucede cuando esta tristeza se vuelve crónica y persistente en el tiempo? Cuando esto último sucede ya estamos hablando de una depresión clínica, estado que si no se atiende puede llevar a serias consecuencias a la persona que lo padece. Dando una breve y comprensible definición de la depresión, la psicología cognitiva nos dice que esta es un estado emocional en el que el individuo que la padece tiene una visión negativa de sí mismo, una visión negativa del mundo que le rodea y una visión negativa de su futuro; es decir que la persona siente que es una porquería, que vive en un mundo de porquería y se visualiza un futuro lleno de porquería; y como yo no quiero que ustedes, mis queridos lectores, se ahoguen nadando en sus deshechos emocionales hoy les traigo cinco consejos para evitar o amortiguar la depresión.

  1. AMPLIA TU CAMPO DE VISIÓN PSÍQUICA.

Con ampliar el campo de visión psíquica me refiero a evitar caer en la abstracción selectiva, también conocida como filtraje o visión de túnel. Abstracción selectiva es una deformación del pensamiento en la que la persona deprimida filtra solamente los aspectos negativos de su vida y el mundo que le rodea, ignorando siempre lo positivo y lo neutro, y a partir de ahí emite un juicio irracionalmente catastrófico acerca de su persona y de su entorno. Pondré de ejemplo a Emma quien en su trabajo recientemente ha recibido reconocimientos por su excelente desempeño y tiene probabilidades de ascender considerablemente en lo profesional, sus padres y hermanos siempre le han apoyado en todo y se lleva de maravilla con ellos, pero en su vida amorosa no le ha ido muy bien últimamente, pues resulta que hace una semana terminó una relación en la cual llevaba 5 años y a la cual se sentía muy apegada; Emma tiene un trabajo en el que se destaca y tiene grandes probabilidades de un brillante futuro profesional, además cuenta con una familia armoniosa que toda su vida la apoyará pero ¿Por qué carajos ella en vez de estar feliz lleva tres días encerrada en su cuarto llorando como una Magdalena con conjuntivitis? Pues porque Emma en esos momentos no ve que tiene una maravillosa familia y un maravilloso trabajo en el que le espera un gran futuro, sin embargo ella lo que percibe es que es una mujer con la que cierto hombre ya no quiere estar y que según ella así será con los demás hombres que existen en él planeta y por lo tanto le espera un futuro de soledad. Pobre Emma que percibe exageradamente lo negativo que hay en su vida pero ignora por completo lo positivo que hay en ella; bueno eso es lo que hay que evitar.

  1. LLÉVALE LA CONTRARIA A LA ANHEDONIA.

Por anhedonía se entiende la pérdida de placer hacía actividades que solían ser placenteras, este es uno de los síntomas más característicos de un estado de ánimo depresivo. Ahora ¿A que me refiero con eso de llevarle la contraria a la anhedonía? ¡Pues que no dejes de hacer las cosas que disfrutas hacer! La persona en estado depresivo tiende a abandonar las actividades que normalmente le provocan bienestar; pondré de ejemplo a Miroslavo que disfruta mucho de salir a jugar baloncesto mínimo tres días a la semana pero resulta que hace tres semanas se enteró que en su trabajo su jefe le rechazó un proyecto en el que había estado trabajando todo el año, esto lo deprimió y desde entonces Miroslavo ha perdido súbitamente el interés por jugar baloncesto, simplemente dice que no le llama la atención. ¿Qué sucedió aquí? Muchas veces la depresión se manifiesta en forma de autocastigos del inconsciente hacia la misma persona y una de las formas en que se manifiestan estos autocastigos es saboteándose a sí mismo sus fuentes de placer y gratificación; no es que a Miroslavo el baloncesto haya dejado de darle satisfacción sino que mas bien su depresión le ha inhibido el impulso de querer practicarlo, así que si Miroslavo vuelve a practicar baloncesto lo mas seguro es que lo vuelva a disfrutar como anteriormente lo hacía. Al displacer contrarréstalo con placer, es una ecuación sencilla.

  1. NO ESTIIMULAR LOS PENSAMIENTOS QUE DESENCADENAN DISFORIA.

Este es el típico caso del sujeto que terminó una relación amorosa y se encierra en su cuarto a lamentarse mientras escucha las canciones lloronas de Luis Fonsi (Si, ese que nunca se da por vencido), mismo sujeto que cuando pasa por un parque, centro comercial o cualquier otro lugar que solía frecuentar con su ex pareja piensa en esos bellos momentos que ya no tiene ¿Para qué? ¿Por qué castigarse el mismo recordando constantemente lo que le deprime? También está el caso del desempleado que lleva ya varios meses en esa condición y se fija la creencia irracional “No consigo empleo porque soy alguien incapaz” lo que posteriormente le genera pensamientos automáticos de inutilidad ¿Por qué juzgarse tanto?

Cuando las personas entran en un estado de disforia tienden a tener conductas, creencias y pensamientos que alimentan este estado, por lo que es recomendable identificar y confrontar esas mismas conductas, creencias y pensamientos. No es fácil, muchas veces se necesita ayuda profesional para esto.

  1. NO ANESTESIES TU TRISTEZA ¡RESUÉLVELA!

Las crisis por las que pasamos a lo largo de nuestra vida deben hacernos mas fuertes, el ser humano es resiliente por naturaleza pero la mayoría de las personas buscan anestesiar el dolor emocional causado por estas crisis. ¿Cómo lo hacen? Pues alterando a propósito su estado de consciencia o buscando un rápido sustituto de lo perdido.

Muchas personas cuando entran en un estado de disforia buscan sentirse mejor consumiendo alguna sustancia que les haga sentir mejor, como por ejemplo el alcohol, prácticamente se están auto medicando  pero ¿Qué trae eso de positivo? Puede ser que en un momento logre cambiar la disforia por euforia pero ¿Para que? Si al día siguiente se da cuenta que sigue en el mismo agujero y además con tremenda resaca, además hay que tener muy en cuenta que las sustancias psicoactivas, cualquiera que sea, tienden a empeorar un estado depresivo. Así que si sientes que estás cayendo en una depresión lo menos recomendable es que consumas algo que altere tu estado de consciencia, llámese alcohol, llámese marihuana, llámese crack.

La otra forma que mencioné que se tiende a anestesiar el dolor emocional es la rápida sustitución de lo perdido; ¿Recuerdan a Emma del punto número uno? Si esa que terminó una larga relación a la que se encontraba muy apegada y a partir de ahí se encerró en su cuarto; bueno supongamos que ella empieza a salir y consigue una nueva pareja y todo parece haberse resuelto pero no duran mucho y terminan, entonces ella vuelve a caer en esa profunda depresión y al poco tiempo se enreda con alguien mas. Pobre Emma, no puede estar sola porque sufre.

Existen mas formas en que las personas tienden a anestesiar su dolor emocional, pero estas dos son las que en mi opinión que son las mas comunes. Ahora ¿Qué sucede cuando se anestesia ese dolor emocional y no se aprende a resolverlo? Pues resulta que la persona al no aprender a resolver esa situación siempre será propensa a que le afecte cualquier otra situación similar cayendo así en un bucle infinito de depresión. No anestesies mejor resuelve.

  1. BUSCA AYUDA PROFESIONAL.

Recuerda que estos que te doy son solo consejos y jamás sustituirán a un tratamiento profesional; lamentablemente hoy no existe una muy buena disposición de las personas para asistir con un profesional de la salud mental, es decir los psicólogos y los psiquiatras; hay muchas creencias irracionales al respecto como “si voy al psiquiatra o al psicólogo es porque estoy loco” “En la psicoterapia solo voy a hablar y a que me den consejos, eso lo puedo hacer con un amigo” “La psicología y la psiquiatría son una conspiración de la industria farmaceútica para vendernos sus productos” (Se que la última se escucha ridícula pero si he sabido que eso argumentan algunas personas desinformadas).

Puede que no necesites tratamiento psiquiátrico, pero nunca está de mas asistir a psicoterapia en donde uno puede exponer sus problemas y en donde un profesional de la psicología puede orientar a como resolverlos de la forma mas sana posible; hay ocasiones que el estado depresivo es muy exacerbado y es necesario remitir a psiquiatría, pero eso no quiere decir que estás perdiendo la cabeza sino que simplemente se necesita regular algún mal funcionamiento neuroquímico.

Ahora si ya estás yendo a un psiquiatra y te está medicando pero no estás asistiendo a psicoterapia créeme que eso de nada está sirviendo pues, como dije en el punto anterior, solamente estás anestesiando sin resolver. Todo tratamiento psiquiátrico tiene que estar acompañado con psicoterapia.

BANNER TERAPIA ONLINE