LA HIPERSEXUALIDAD: ¿tener una vida sexual muy activa es patológico?


hipersexDebido a que durante muchos años se ha tratado de incluir a la hipersexualidad como una patología en el manual diagnóstico de trastornos mentales (DSM) hay muchas personas, incluso profesionales de la salud mental, que consideran que el tener una vida sexual amplia y muy activa es un claro signo de patología, cosa en lo que estoy muy en desacuerdo pues no es lo mismo alguien que presente hipersexualidad, también conocida como adicción al sexo, a alguien que tiene un fuerte deseo sexual y por lo tanto mantiene una vida sexual activa y amplia, pues la hipersexualidad no se trata simplemente de comportamientos repetitivos con una alta frecuencia, que dan placer; si eso fuera así casi la totalidad de la población debería considerarse hipersexual.

El problema del hipersexual no es ser promiscuo ni es ser inmoral (dejémonos de estupideces pseudomoralistas) El verdadero problema del hipersexual radica en el uso que le da al sexo, ya que este no tiende a usarlo por deseo y mucho menos por un afecto; el hipersexual ha convertido al sexo en una automedicación para amortiguar niveles de ansiedad que se le han salido de las manos, algo así como una droga en la que cada vez la dosis recibida es menos satisfactoria y se necesita más y más. El problema del hipersexual no es que tenga mucho sexo, el problema del hipersexual es que llega un momento en que no disfruta el sexo sino que lo necesita. Lo más recomendable en este caso es auto explorarse y determinar con que otros recursos  cuenta para disminuir la ansiedad. ¿Cuál es la diferencia entre un hipersexual y alguien que simplemente es muy caliente? Bueno enseguida plantearé tres puntos a tomar en cuenta.

  1. EL SEXO COMO UNA RESPUESTA COMPULSIVA ANTE UN PERIODO DE ANSIEDAD O DEPRESIÓN.

Aquí hay que tomar en cuenta dos factores: El hecho de que sea una respuesta compulsiva, es decir que sea muy difícil de evitar o controlar y el hecho de que esa respuesta sea desencadenada por un momento de ansiedad o de depresión. Como bien es sabido cuando sentimos displacer buscamos contrarrestarlo con algo que nos produzca placer, obviamente el sexo es algo que en la mayoría de las personas produce un inmenso placer pero ¿Acaso es considerado algo patológico tener una buena sesión de sexo para desestresarse? Definitivamente eso no es patológico, el sexo puede ser  muy desestresante e incluso la actividad sexual constante y de forma sana es muy recomendable; el problema radica en si es una conducta compulsiva o no, en si es algo que forzosamente se necesita para amortiguar un momento de ansiedad o depresión ¿Hay involucrado un gran sentimiento de malestar que solo desaparece teniendo un estímulo sexual? Y si no hay con quien ¿Tienes que recurrir a la masturbación para calmar ese malestar? ¿La abstinencia sexual produce una terrible ansiedad?

  1. EL SEXO PRACTICADO DE FORMA IRRESPONSABLE.

Alguien con hipersexualidad no mide las consecuencias de su compulsión sexual, pues prácticamente al momento de buscar consumar el acto muy poco le importa con quien será y que tan protegido esté, lo que le puede llevar a infidelidades y riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual. ¿Alguien promiscuo puede ser considerado como alguien que padece hipersexualidad? Muy probablemente, aunque no en todos los casos, pues existen personas que teniendo un periodo de soltería buscan parejas sexuales casuales con quienes hay un mutuo consentimiento del tipo de relación que se busca y además la protección siempre está presente; es decir que no precisamente hay compulsión hacia la conducta sexual.

  1. CONDUCTAS SEXUALES CADA VEZ MAS EXTREMAS E INADAPTATIVAS DEBIDO A QUE LAS CONDUCTAS ANTERIORES YA NO DAN EL MISMO PLACER.

Como en toda adicción, en la hipersexualidad también se manejan los términos “Tolerancia” y “Escalada” siendo las siguientes sus definiciones:

  • Resistencia del organismo a una dosis normalmente usada, por lo cual para obtener el mismo efecto deseado ya no es suficiente con esa misma dosis sino que hay que aumentarla.
  • Cuando la sustancia o hábito que genera placer ya no es suficiente, por lo cual se busca experimentar con algo diferente, por lo general mas fuerte.

Aquí la tolerancia se cumple porque el hipersexual necesita tener estímulos sexuales cada vez entre menores lapsos de tiempo, por lo que puede llegar a convertirse en una gran prioridad para él, hasta que su mundo prácticamente gire en torno a tener una estimulación sexual (La masturbación incluida) ¿Las parejas que dedican más tiempo a su vida sexual que otras pueden ser consideradas patológicas? Para nada, pues el que una pareja tenga una vida sexual muy activa y de mutuo consentimiento, lejos de considerarse algo patológico, es considerado algo muy positivo; acuérdense que el sexo en pareja por lo regular es planificado. El hipersexual no suele planificar ya que su conducta es compulsiva.

¿Y la escalada como se cumple? Cuando la actividad sexual cotidiana ya no es suficiente para reducir la ansiedad el hipersexual busca otro tipo de estímulos sexuales, ya sea con otras parejas o con otro tipo de prácticas pudiendo llegar incluso a experimentar parafilias, cosa que puede llevarlo a tener problemas legales.

¿Las parejas que para aumentar su excitación experimentan fantasías de tipo fetichista, BDSM o incluso tríos pueden ser consideradas patológicas? En mi opinión    si los dos están en mutuo acuerdo y nadie sale lastimado, física o psicológicamente, no se considera patológico, pues en la sexualidad se pueden implementar muchos tipos de juegos y fantasías que hacen la experiencia más excitante; no es lo mismo el sadomasoquismo erótico que un sadismo o un masoquismo patológico en donde ya alguien puede salir severamente lastimado; además cabe recalcar que si una de las partes no está de acuerdo con experimentar ciertas prácticas eróticas puede verse muy afectada psicológicamente si las lleva a cabo para complacer a su pareja. No se olviden de la importancia de la comunicación en la pareja.

Ya para concluir y contestando a la pregunta que aparece en el título de este mismo artículo, definitivamente el tener una vida sexual muy activa no es patológico, siempre y cuando no se esté usando el sexo como una medicación que tomas de forma compulsiva para aliviar un malestar emocional o afectivo. Por último me queda decirles que tengan una vida sexual creativa, extensa, divertida y sobre todo sana.

BANNER TERAPIA ONLINE