LOS MITOS MÁS FRECUENTES ACERCA DE LA PSICOLOGÍA