LOS SABOTEADORES DE LA MENTE PARTE 2: El Ataque De Las Falacias


autosabotaje 2

En un artículo pasado ya había dado una explicación general de lo que son las distorsiones cognitivas, así que si no lo has leído te invito a que lo leas aquí. Bueno ahora procedamos a empezar con la 2ª parte de este interesante tema en el que nos enfocaremos en las llamadas falacias, que como su nombre lo indica son auto engaños que tomamos como reales.

  1. Las Falacias De Control.

Esta distorsión cognitiva tiene 2 polos, el primero es cuando la persona tiene la ciega creencia y convicción de que ella debe controlarlo todo y eso le provoca malestar. Constantemente tiene pensamientos como “Soy responsable de mi equipo y debo estar en todo momento para que todo salga bien” “Si no estoy pendiente de todo seguro que algo sale mal”; son personas que necesitan sentirse indispensables, y hasta cierto grado omnipotentes, para poder tener su autoestima a flote, pues de lo contrario se frustran al no poder controlar algo. Muy típico de los obsesivos compulsivos.

Si este es tu caso lo mas recomendable es que procures ser mas humilde y aceptes que ni tu ni nadie es indispensable y que muchas veces para lograr nuestros logros necesitaremos ayuda; por algo somos un ser social.

El segundo polo es cuando la persona se siente en extremo impotente, ya que percibe que no puede controlar absolutamente nada y que todo lo que pase en su vida depende de lo que ocurra en su exterior, es decir que otras personas controlan su destino y por lo tanto se bloquean. Estas personas suelen tener pensamientos como “Mi jefe me exige tanto que no puedo más” “Este sistema no está hecho para mi y por lo tanto no he podido avanzar en mi carrera” “Nunca puedo llegar temprano por el tráfico tan terrible que hay”. Es como si inconscientemente se buscaran excusas para no avanzar.

Si este es tu caso lo mas recomendable es que trabajes en tu locus de control interno, que consiste en poner de tu parte en todo aquello que de ti si depende; pues una cosa es que hayan cosas que se te escapen de tus manos y otra muy diferente es que consideres que tu situación es irremediable y no hagas nada para conseguir un cambio.

  1. La Falacia De Justicia.

Esta distorsión cognitiva se trata de una percepción deformada y muy subjetiva de lo que es la justicia, la persona percibe que lo que sucede a su alrededor no es justo, nada se acomoda a su concepción propia de lo que es la justicia y por lo tanto se estresa con frecuencia; además como tiende a responsabilizar de todo lo negativo que le sucede a un “mundo injusto” entonces se estanca en su propia terquedad y minusvalía dejando así de buscar un cambio positivo por su propia cuenta. En la falacia de justicia encontramos frases del tipo “No es justo que tu salgas toda la noche mientras yo me tengo que quedar aquí haciendo mis deberes”; pero la realidad es que esta persona se encuentra saturada de deberes porque los dejó acumular, siendo esa la verdadera razón por la que no pudo salir de juerga el sábado en la noche.

Si este es tu caso lo mas recomendable es que te pongas a analizar si hay algo que pudiste haber hecho para evitar la situación incómoda que vives, sea cual sea; hay que aprender a tomar responsabilidad de nuestras acciones y aprender de esos errores para no seguirlos repitiendo.

 

  1. La Falacia De Cambio.

Esta distorsión cognitiva trata de una creencia errónea que tiene la persona de que su felicidad depende de los cambios que tengan los demás y por lo tanto se va a esforzar mucho para hacer que las personas que conviven en su círculo cambien; cosa que puede llegar a ser muy frustrante y desgastante, pues si no se logra ese cambio en los otros la felicidad no llega y como todos sabemos los seres humanos no cambiamos nada mas por que sí. En esta falacia podemos encontrar frases como: “Si el no se enojara no me maltrataría, por lo tanto voy a complacerlo en todo; sé que va a cambiar”, por lo regular el maltratador reincidente no cambia, “Si ella no escuchara esa música la relación iría mejor”, pues si le desagradan tanto sus gustos ¿Por qué está con ella?, “Si el ganara más dinero no tendríamos tantos problemas”, diciéndolo alguien que sobregiró las tarjetas de crédito.

Esta distorsión cognitiva se parece mucho a la falacia de control externo ya que la persona responsabiliza de sus problemas a un factor externo pero con la ligera diferencia de que aquí la persona se obsesiona con la idea de que puede cambiar  ese factor a como dé lugar y hará todo su esfuerzo para lograr un cambio que no llegará; claro a menos que exista una coerción y con eso ya estamos hablando de algo más grave llamado violencia.

Si este es tu caso, el creer que tu bienestar depende de que alguien más cambie, lo más recomendable es que reflexiones si hay algún cambio que puedas hacer tu o si de plano esa persona te causa malestar pues lo mejor será alejarse si ya te has dado cuenta que no cambiará.

 

  1. Falacia De Recompensa Divina.

La persona espera algún día cobrar todo el sacrificio que ha hecho a lo largo de su vida, llevándole a no buscar soluciones a sus problemas porque de alguna forma mágica se le solucionarán porque lo merece; claro, por los sacrificios que ha hecho. Son comunes frases como “He sido muy buena persona, por lo tanto esta enfermedad no avanzará”, diciéndolo alguien que rehúsa hacerse chequeos médicos, “Como he sido muy buen amigo que a nadie le niega una ayuda sé que todos me apoyarán incondicionalmente”, si alguien no le apoya por tener una diferente opinión ya se convierte en un vil traidor. Esta distorsión cognitiva puede llevar a una persona a no buscar soluciones teniendo como consecuencia un mal innecesario o frustrarse porque no todo le salió como exactamente quería.

Si la falacia de recompensa divina es tu caso lo más recomendable es que tomes en cuenta las siguientes dos premisas:

  • El éxito se consigue con acciones, no solamente con sacrificios. El que a veces se tengan que hacer sacrificios para llevar a cabo una acción ya es otra cosa.
  • El hecho de haber hecho un gran esfuerzo aumenta las probabilidades de que las cosas salgan como las planeas mas no lo asegura; aun así el resultado obtenido siempre será mucho mayor que el que se obtiene sin hacer nada.

BANNER TERAPIA ONLINE