NO IMPORTA TU ESTATUS SOCIAL, LAS DROGAS SIEMPRE PODRÁN DESTRUIRTE.