TERAPIA DE PAREJA Y VIOLENCIA DOMÉSTICA ¿VALE LA PENA?


vif

“Hay que luchar hasta el final por mantener viva una relación”, ¿Verdad que se escucha lindo? “Siempre hay que mantener unido el hogar”, parece un bonito mensaje pero ¿Qué tal si estás frases las analizamos desde la siguiente perspectiva? “Hay que luchar hasta el final para mantener viva una relación, no importa que le temas a esa persona que tanto daño te hace, lo importante es que la relación siga”, ya no se escucha tan lindo ¿Cierto? “Siempre hay que mantener unido el hogar, no importa que sea un hogar conflictivo del que quieras salir corriendo, lo que realmente importa es que estén unidos”, ahora hasta se escucha aterrador. Por muy horrible que sea el que alguien tenga que seguir conviviendo con su maltratante infortunadamente hay muchas personas, e incluso instituciones, que recomiendan la terapia de pareja en casos de violencia intrafamilar y de manera más infortunada las personas maltratadas acceden a tener esta terapia y, por si fuera poco, de manera mucho más infortunada hay profesionales de la salud mental que acceden a hacer todo lo posible para que la víctima y el victimario se “reconcilien” y sigan estando juntos. (La víctima puede ser hombre o mujer y de la misma forma el victimario, así que no comiencen a molestar princesos).

¿Entonces para qué sirve la terapia de pareja? Sirve para que una pareja, que además del lazo afectivo que los une también tienen un lazo familiar, es decir que comparten familia, es decir que tienen hijos, puedan resolver sus diferencias y a partir de lo analizado y trabajado en terapia tomen la mejor decisión que puede ser continuar la relación de pareja o separarse. ¿Qué tipo de problemas son los que se pueden resolver en una terapia de pareja? Los conflictos maritales que pueden tratarse en una terapia de pareja pueden ser: Problemas de comunicación, malas relaciones interpersonales (discusiones constantes), falta de deseo o contacto sexual e incluso infidelidad; además tiene que haber algo muy importante que es que las dos partes tienen que tener un afecto muy significativo el uno por el otro, tan importante que les anime a restaurar la relación que ya casi se ve perdida. Si se fijan nunca mencioné que la violencia intrafamiliar deba ser tratada en terapia de pareja.

¿Por qué la violencia intrafamiliar no debe ser tratada en terapia de pareja? Para contestar esto primero explicaré lo que es violencia intrafamiliar que son episodios reincidentes de agresión ya sea física, verbal, sexual, psicológica o patrimonial; esta al ser episodios reincidentes en la que se encuentra en riesgo la integridad física y moral de una o varias personas debe verse desde otra perspectiva, ya que incluso tiene carácter jurídico. Si, la violencia intrafamiliar es un delito.

Habiendo explicado lo anterior ¿Por qué razón se debe considerar el que una persona maltratada vaya a una terapia de pareja con su maltratante, para que de esta forma intente seguir una relación con una persona que posee este perfil? (Aquí en este otro artículo hago una descripción del perfil del maltratador intrafamiliar) En lo personal opino que esto es algo cruel y a estas instituciones que en casos de violencia doméstica recomiendan la terapia de pareja, siento decírselos pero lo que están haciendo es revictimizar a la persona maltratada.

BANNER TERAPIA ONLINE